Ciudad de México, 12 de enero del 2024.- Arturo Salinas Sandoval, el titular de la dirección de Transportes y Vialidad del Estado, ha reconocido la parálisis parcial del servicio de transportes en el puerto de Acapulco, atribuida a la inseguridad. En respuesta, se han intensificado operativos de seguridad, involucrando al Ejército Mexicano, la Guardia Nacional y la Policía Estatal.

La situación alcanzó un punto crítico el pasado jueves, cuando una serie de mensajes en redes sociales, supuestamente de grupos delictivos, amenazaron a los conductores de transporte público, desencadenando una psicosis colectiva. Esto llevó a una escasez significativa de medios de transporte en diversas rutas de la ciudad el viernes, afectando gravemente a los usuarios.

Las paradas de autobuses y taxis en áreas como Jardín, Zapata, Ciudad Renacimiento, entre otras, estuvieron abarrotadas de personas desesperadas por trasladarse. Sin embargo, pocos vehículos de transporte público se aventuraron a operar debido a la atmósfera de temor.

Para contrarrestar esta situación, Salinas Sandoval anunció la implementación de operativos de seguridad en puntos clave de la ciudad, tales como Zapata, Ciudad Renacimiento, Cruces y Colosio. Estos operativos están siendo conducidos por la Secretaría de la Defensa Nacional, la Guardia Nacional y la Policía Estatal, con el objetivo de garantizar la seguridad de los transportistas y usuarios.

Además, se ha extendido la vigilancia a otros sectores de Acapulco con la ayuda de la Policía Municipal y la Policía Turística, buscando así ampliar la seguridad en todo el puerto.

Salinas Sandoval hizo un llamado a la población para evitar caer en la desinformación propagada a través de las redes sociales, señalando que el 80% de esta información es falsa. Instó a la ciudadanía a consultar los portales oficiales para obtener información veraz sobre el estado del servicio de transporte público, así como sobre las medidas de seguridad implementadas