Ciudad de México, a 13 de agosto de 2023.

•  Durante los gobiernos del PAN se amplió el acceso a la salud a través del Seguro Popular, se disminuyó la pobreza y creció la clase media.

•  Con este régimen aumenta la miseria y necesidad; los apoyos sociales no les alcanzan a los mexicanos para pagar la atención médica y medicinas que les quitaron.

•  Urge restablecer el sistema de vacunación, mejorar los programas sociales para que sean universales y transparentes, que impulsen las capacidades y ayuden a salir adelante a las personas.

López Obrador debería aprender del PAN cómo disminuir la pobreza, porque fue en los gobiernos de Acción Nacional donde comenzaron los programas sociales de adultos mayores, Seguro Popular, Oportunidades, estancias infantiles y escuelas de tiempo completo, que tenían la característica de que sí impactaban positivamente en la calidad de vida de los más necesitados, impulsándolos para salir adelante.

Este gobierno dejó de invertir en áreas estratégicas como la seguridad pública, educación, ciencia y tecnología, infraestructura y salud, gastando sin dar resultados positivos cientos de miles de millones de pesos en programas asistencialistas, provocando en consecuencia un aumento en la pobreza extrema, porque quitaron el acceso a la salud a 30 millones de mexicanos, hasta llegar hoy a 50 millones y dejando sin vacunas a 7 de cada 10 niñas y niños, elevando el riesgo de que enfermedades erradicadas en nuestro país como la viruela, poliomielitis, rubéola, sarampión y la difteria puedan volverse a presentar. Por lo que urge, restablecer el sistema de vacunación.

Así lo afirmó el presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, quien recordó que, en los gobiernos del PAN, iniciados con Vicente Fox en la presidencia de la República disminuyó la pobreza y la pobreza extrema, creció la clase media, millones de mexicanos accedieron a la salud mediante el Seguro Popular y cientos de miles de niñas y niños obtuvieron un desayuno en las escuelas de tiempo completo.

Los resultados del Coneval, indicó, confirman el rotundo fracaso de la política social del lopezobradorismo porque aumentó la pobreza extrema, aumentó la población sin acceso a los servicios de salud pública hasta 50 millones de personas y aumentó la población con al menos tres carencias sociales.

Cortés Mendoza explicó que, paradójicamente, el mayor daño de la política social fue para las familias más pobres del país pues los programas sociales cubren apenas el 46 por ciento de la población en esa condición.

A los más pobres y únicamente por la “politiquería” del gobierno, se les dio un duro golpe al desaparecer el Seguro Popular y crear al también ya desaparecido INSABI, provocando un enorme retroceso en materia de salud, rubro que tanto se apoyó y se cuidó mediante una visión humanista de nuestros dos gobiernos panistas.

El líder albiazul destacó que el aumento de carencias de la población solamente significa una cosa, “que el gobierno les da con una mano, pero les quita más con la otra” y, al final, los mexicanos terminan sobradamente pagando con su salud, su educación y sus vidas lo que reciben como pensiones o programas clientelares.

“Urge que en el 2024 mejoremos este modelo asistencialista, el cual tiene solo un objetivo electoral y no el de superar la pobreza y la pobreza extrema, ni disminuir las carencias sociales, mucho menos el de generarles oportunidades laborales”.

Cortés Mendoza señaló que toda la política social de este gobierno tiene un objetivo electoral, manipular y acarrear electores a las urnas.

“Está pensada y organizada para obtener votos mediante el ejército electoral de Morena, pagado por el gobierno, mejor conocidos como los “Cuervos” de la Nación. Los 450 mil millones de pesos presupuestados para los programas sociales deberían considerarse gasto electoral de Morena”.
Para el 2024, con un gobierno de Coalición, deberá mejorarse la política social, mejorando y ampliando los alcances de los actuales programas sociales, con padrones públicos, transparentes y confiables, con resultados medibles de mejora en cada familia mexicana en condición de pobreza, con un verdadero sistema de salud y, sobre todo, quitándoles el carácter electoral y patrimonial que le habíamos quitado y le han regresado.

La política social del actual régimen, concluyó Cortés Mendoza, es caprichosa, sin padrones, sin rendición de cuentas y con muchos muertos cobrando pensiones de adulto mayor e incluso de jóvenes construyendo el futuro.