Al concluir noviembre de 2023, Petróleos Mexicanos (PEMEX) presenta un notable incremento en la producción de hidrocarburos líquidos, perfilando el cierre del año con casi 100 mil barriles más que en 2022.

Según las estadísticas petroleras, la producción de PEMEX alcanzó 1 millón 857 mil barriles diarios, marcando un aumento del 5.4% en comparación con el mismo período del año anterior, lo que equivale a 96 mil barriles adicionales.
En el onceavo mes del año, la producción exclusiva de la empresa fue de un millón 837 mil barriles diarios en promedio, representando un crecimiento del 3.3% respecto a noviembre de 2022.

Considerando la producción conjunta con socios privados, la cifra anual ascendió a dos millones 43 mil barriles diarios, reflejando un aumento del 5.1% en comparación con el mismo período de 2022.

El incremento en la producción se atribuye a la estrategia de desarrollo de nuevos campos y la incorporación temprana de la producción. Actualmente, más de un tercio de la extracción total de hidrocarburos líquidos proviene de desarrollos incorporados en los últimos cinco años, según Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX.

Romero Oropeza destaca que, de no haberse incorporado nuevos campos, la producción de PEMEX hoy sería equivalente a dos tercios de la cifra actual.

En cuanto a la elaboración de productos petrolíferos, en noviembre de 2023, PEMEX produjo 844 mil 200 barriles diarios, marcando un crecimiento mensual del 23.58% en comparación con octubre.

La estrategia actual de PEMEX se centra en la exploración en áreas terrestres y aguas someras, el desarrollo acelerado de nuevos yacimientos, la incorporación temprana de producción de pozos exploratorios y la reducción del tiempo para desarrollar y poner en explotación los campos recién descubiertos.
Destaca la participación de Deer Park en la oferta de productos petrolíferos, aportando un importante volumen de combustibles para el transporte.