En un reciente discurso, Marko Cortés Mendoza, presidente nacional del PAN, ha lanzado una crítica contundente contra el gobierno de López Obrador. Cortés acusa al actual gobierno de ser el más inepto y corrupto en la historia de México, señalando un retroceso significativo en áreas clave como economía, seguridad, salud y educación.

Después de cinco años bajo la administración de López Obrador, Marko Cortés Mendoza, líder del PAN, presenta un panorama desolador de México. Según él, el país ha experimentado el gobierno más incompetente y corrupto de su historia, caracterizado por concentrar el poder en un solo hombre y retroceder en múltiples sectores.

Cortés critica el aumento del salario mínimo, argumentando que este oculta una precarización generalizada del valor del trabajo. Destaca que actualmente es excepcional encontrar a trabajadores que ganen más de cinco salarios mínimos.

La deuda nacional es otro punto de preocupación para Cortés. Afirmó que el régimen de Obrador ha endeudado a México en más de 5 billones de pesos, un monto superior al acumulado por los presidentes anteriores considerados «neoliberales». Según él, este dinero se ha malgastado en proyectos faraónicos y se ha recortado significativamente el presupuesto de sectores vitales como la salud.

En el ámbito de la seguridad, Cortés condena la política de «abrazos a los criminales» de Obrador, que según él ha llevado a un incremento alarmante de homicidios dolosos. Los datos oficiales, indica, muestran que este ha sido el sexenio más sangriento de la historia, con 173 mil asesinatos.

El líder del PAN también cuestiona el manejo de la economía, señalando la caída en la producción de petróleo a pesar de las significativas inversiones gubernamentales en este sector.

Sin embargo, Cortés ve una luz al final del túnel con la llegada de Xóchitl Gálvez. Promete un gobierno que mejorará el ingreso real, reducirá la informalidad laboral y proporcionará capacitación auténtica en el contexto de la automatización y las nuevas tecnologías.

Marko Cortés Mendoza ofrece una visión sombría del gobierno de López Obrador, marcado por la ineficiencia, corrupción y un retroceso generalizado. Sin embargo, propone un cambio de rumbo con Xóchitl Gálvez, enfocándose en mejorar la economía, la seguridad y la equidad social. Con el fin de la era de Obrador en el horizonte, Cortés vislumbra un nuevo comienzo para México.