Informe del INEGI destaca pérdida de empleos en sectores de servicios, comercio y agricultura, con un impacto mayor en la informalidad.

Ciudad de México, 28 de diciembre de 2023 – En un informe reciente publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se reveló una notable caída en la ocupación laboral en México durante el mes de noviembre, marcando un preocupante descenso en el mercado laboral, particularmente en el sector informal.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indicó una disminución de 1.24 millones de personas en la fuerza laboral, tanto formal como informal, comparado con octubre de este año. Este descenso es el más significativo desde enero de 2022, cuando 1.41 millones de trabajadores se vieron afectados.

El sector informal fue el más golpeado, con una pérdida de 1.08 millones de empleos, de los cuales la mayoría correspondía a hombres, con una reducción de 1.05 millones de puestos. En contraste, el empleo formal experimentó una disminución de 160 mil 980 puestos, también afectando principalmente a los hombres, mientras que las mujeres vieron un incremento en este sector.

El sector terciario, que incluye servicios y comercio, sufrió una baja de 811 mil 154 empleos, con una notable reducción en servicios diversos y sociales. Sin embargo, hubo un aumento en el empleo en los servicios profesionales, restaurantes y alojamiento. En tanto, el sector agrícola y ganadero experimentó una caída de 646 mil 736 plazas.

La industria fue el único sector que reportó un aumento en la ocupación laboral, con un alza de 237 mil 295 empleos, liderado por la industria manufacturera y la extractiva. No obstante, el empleo en construcción disminuyó significativamente.

En cuanto a la tasa de desempleo, en noviembre de 2023 la población ocupada en la informalidad alcanzó los 31.83 millones, representando el 54.7% de la población ocupada. Esta cifra muestra un incremento respecto al mes anterior. La población ocupada en la formalidad ascendió a 26.33 millones.

La población desocupada se situó en 1.62 millones, manteniendo la tasa de desocupación en 2.7% de la población económicamente activa, continuando por debajo del 3.0%. La tasa de subocupación, que mide a aquellos que desean y pueden trabajar más horas, aumentó a 8.2%, reflejando un incremento de 403 mil personas comparado con el año anterior.

Este reporte del INEGI subraya los desafíos actuales en el mercado laboral mexicano, destacando la volatilidad en el empleo informal y los cambios sectoriales que impactan la economía del país.