El embajador Ken Salazar insta a migrantes a seguir vías legales en medio de nuevas medidas contra vuelos a Nicaragua

Ciudad de México, 22 de noviembre del 2023 – El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, realizó un llamado a los migrantes de Haití, Cuba y otros países, instándoles a optar por métodos seguros y legales para migrar a Estados Unidos. Esta declaración se produce en el contexto de una nueva política del Departamento de Estado de EE. UU. que impone restricciones de visas a quienes organizan y utilizan vuelos chárter a Nicaragua, una ruta frecuentemente usada por migrantes irregulares.

En su comunicado, Salazar destacó la problemática de las empresas chárter que ofrecen vuelos a precios exorbitantes, llevando a los migrantes por rutas terrestres peligrosas hacia la frontera norte de México con Estados Unidos. El embajador enfatizó los riesgos que enfrentan los migrantes en este trayecto, incluyendo la posibilidad de ser devueltos a sus países de origen después de haber invertido recursos significativos y haberse expuesto a peligros tanto ellos como sus familias.

El enfoque integral del gobierno estadounidense para abordar la migración irregular incluye la adopción de medidas restrictivas de visas. Estas restricciones, enmarcadas en la sección 212(a)(3)(C) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), están dirigidas a los propietarios, ejecutivos y directivos de compañías que facilitan estos vuelos chárter a Nicaragua. Estos vuelos son identificados como diseñados primordialmente para el uso de migrantes irregulares que buscan llegar a Estados Unidos.

El embajador Salazar señaló que estos operadores de vuelos no solo exponen a los migrantes a peligros, sino que también son parte de una práctica de explotación. Además, mencionó que EE. UU. está trabajando en colaboración con gobiernos de la región y con el sector privado para erradicar estas prácticas.

Esta medida refleja el compromiso del gobierno estadounidense de combatir la migración irregular y promover vías de migración seguras y legales, al mismo tiempo que busca desmantelar redes que se aprovechan de la vulnerabilidad de los migrantes. Con estas acciones, Estados Unidos espera reducir los riesgos y explotación que enfrentan los migrantes en su travesía hacia el norte.