A medida que la batalla por el dominio de las redes sociales continúa y la plataforma enfrenta desafíos financieros, la historia de X (Twitter) bajo la propiedad de Elon Musk sigue siendo una narrativa intrigante y en constante evolución en el mundo de la tecnología y los medios digitales.

CDMX a 2 de enero, 2024.- Elon Musk, el excéntrico magnate detrás de Tesla y SpaceX, hizo olas en el mundo de las redes sociales cuando adquirió X (anteriormente conocida como Twitter) por un asombroso monto de 44.000 millones de dólares. Sin embargo, desde entonces, el valor de la plataforma de microblogging ha experimentado un declive constante y significativo, según las estimaciones de Fidelity, uno de los principales inversores en la adquisición de Musk.

 

Actualmente, X (Twitter) vale aproximadamente entre 12.000 y 13.000 millones de dólares, lo que representa un decrecimiento del 71.5% en comparación con la inversión inicial de Elon Musk. Esta caída en el valor de la red social se ha atribuido a una serie de factores, incluido el descontento de los anunciantes después de los comentarios controvertidos de Musk y la pausa en la publicidad por parte de empresas como Apple y Disney.

 

En particular, la valoración de X (Twitter) sufrió un golpe considerable en el mes de noviembre, cayendo un 10.7%. Esto se produjo después de que Elon Musk hiciera comentarios críticos sobre los anunciantes de la plataforma durante una entrevista en la Cumbre DealBook 2023 organizada por The New York Times. Musk mostró su enojo hacia empresas como Apple y Disney, que habían suspendido la distribución de publicidad en Twitter debido a su respaldo a una publicación antisemita.

 

El enfrentamiento de Musk con los anunciantes es significativo, ya que la publicidad es una de las principales fuentes de ingresos de la plataforma. La pérdida de confianza de los anunciantes ha tenido un impacto directo en la valoración de la empresa.

 

No es la primera vez que X (Twitter) experimenta una caída en su valor desde que Musk se convirtió en su dueño. En octubre, las acciones de la compañía ya habían disminuido en valor, situando su valor total en alrededor de 19.000 millones de dólares, lo que representaba una disminución del 56.82%.

 

A pesar de estos desafíos, Elon Musk sigue siendo optimista sobre el futuro de X (Twitter). Cree que la caída en los ingresos es predecible dado el proceso de transformación que está experimentando la empresa. Musk incluso ha sugerido que la valoración de Twitter podría alcanzar los 250.000 millones de dólares en el futuro.

 

El empresario también ha estado trabajando en estrategias para hacer que X (Twitter) sea más rentable, como ofrecer diferentes versiones de X Premium, incluida una que elimina la publicidad por una tarifa mensual de aproximadamente 20 dólares.