Senador Alejandro Armenta aborda la lucha contra la corrupción en México en una reunión sobre la Agenda Legislativa 2024.

Puebla a 14 de enero, 2024.- En una reunión informativa sobre la Agenda Legislativa 2024, el senador Alejandro Armenta emitió un discurso enérgico y honesto sobre la corrupción en México. Armenta destacó que la corrupción es un fenómeno arraigado en la sociedad y subrayó la importancia de combatirla de manera constante. En sus palabras, «la oportunidad que nos dan los poblanos es para luchar para erradicarla y que los equipos entiendan que se llega a servir».

 

Armenta no escatimó críticas hacia aquellos que abusan de su poder, haciendo hincapié en que la soberbia y prepotencia son males que afectan a todos los ámbitos de la sociedad, incluyendo sindicatos, el poder judicial y gobiernos. El senador lamentó que los ciudadanos tengan que enfrentar situaciones en las que los líderes políticos los traten con arrogancia, recordando que «cuando se está en campaña los candidatos corren tras la gente, pero cuando llegan al poder la gente es quien tiene que correr tras ellos y eso tiene que acabarse».

 

El legislador reconoció que hablar de la corrupción es un tema delicado en la política, pero destacó la importancia de la honestidad y la integridad en la gestión pública. Se dirigió a los ciudadanos presentes en la reunión, enfatizando que es comprensible su enojo cuando ven que la autoridad que eligieron se corrompe en lugar de velar por sus intereses.

 

Armenta también recordó los estragos causados por la corrupción en el pasado, citando el desmantelamiento de empresas estatales como PEMEX y las hidroeléctricas. Enfatizó que es necesario cambiar esta dinámica y asegurarse de que el poder esté al servicio de la gente.

 

Para el senador, la clave para combatir la corrupción reside en priorizar el beneficio de la población. Ejemplificó esto diciendo que se trata de asegurarse de que los maestros ganen con la construcción de escuelas y no permitir que los constructores hagan amarres corruptos con políticos. Armenta reafirmó su compromiso con los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo, y concluyó recordando que quienes ocupan cargos públicos están ahí para servir a la gente y garantizar su desarrollo y oportunidades.