SEDEMA invita a los capitalinos a votar por el nombre de la jirafa recién nacida en el Centro de Conservación de Fauna Silvestre de Chapultepec.

Ciudad de México, 25 de enero de 2024 – Una historia de ternura y supervivencia se desarrolla en el Centro de Conservación de la Fauna Silvestre de Chapultepec, donde una jirafa bebé macho, nacida el 1 de noviembre y ya alcanzando los 2.14 metros de altura, está cautivando corazones. La Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) de la Ciudad de México está invitando a los ciudadanos a participar en una iniciativa emocionante: elegir un nombre para esta bella cría de jirafa.

Rechazada por su madre Sicaru, la jirafa bebé ha sido criada con éxito gracias al incansable trabajo de médicos veterinarios, biólogos y cuidadores de animales. La médica veterinaria zootecnista Miriam Gabriela Nogueira Marmolejo, quien ha estado a cargo de su cuidado, relata cómo esta pequeña jirafa ha sido alimentada con un biberón de becerro, ingiriendo hasta 10.8 litros de leche al día.

Las jirafas son los mamíferos terrestres más altos del mundo y se encuentran en peligro de extinción, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). El trabajo de conservación realizado en Chapultepec es vital para preservar estas especies magníficas y educar al público sobre las amenazas a su supervivencia.

Los cuidadores y especialistas han trabajado arduamente en la crianza artificial de esta jirafa, lo que implica una dedicación de 24 horas al día durante las primeras semanas críticas de su vida. La SEDEMA celebra este logro como un testimonio del compromiso de la ciudad con la conservación de la fauna silvestre.

Ahora, la participación del público es clave en esta emotiva historia. A través de una votación en línea, los ciudadanos pueden elegir entre nombres significativos que reflejan el origen y la naturaleza de la jirafa, como Tafarí, Zareb, Anuar, Fikru, Thabo, Bekele, Azizi, Acatzin, Umi, Zuberi y Bartolo o Bartolomeo, el favorito de los cuidadores.

La votación está abierta desde hoy hasta el 10 de febrero. Este acto simbólico no solo permite a los ciudadanos formar parte de la historia de conservación de Chapultepec, sino que también refuerza la conexión de la comunidad con su patrimonio natural y la biodiversidad.

La SEDEMA reitera su compromiso con un medio ambiente sano y el bienestar de todos los animales silvestres bajo cuidado profesional en los zoológicos de la ciudad, lugares que son vitales para la educación y conservación de especies tanto mexicanas como de otras partes del mundo.