Entrega de 18 nuevas ambulancias en la Ciudad de México, un paso adelante en la atención prehospitalaria y urgencias médicas

Ciudad de México, 17 de enero de 2024 – En un evento significativo para la salud pública de la capital, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres Guadarrama, junto con Oliva López Arellano, Secretaria de Salud, y Adrián Benítez Ruiz, Director General de la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública, anunciaron la entrega de 18 nuevas ambulancias a la Secretaría de Salud local, fortaleciendo así el sistema de atención prehospitalaria de la ciudad.

Durante el evento, el Jefe de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, destacó varias iniciativas gubernamentales, incluyendo la firma de un acuerdo para el pase automático de estudiantes de preparatorias del gobierno a la Universidad Rosario Castellanos, y programas sociales de invierno para apoyar a los más vulnerables. Además, enfatizó los esfuerzos en transporte público y movilidad, resaltando la importancia de mantener tarifas accesibles para la población.

Oliva López Arellano, Secretaria de Salud, expresó su satisfacción por la adquisición de las ambulancias, que incluyen 16 de urgencias avanzadas y dos de terapia intensiva. Remarcó la importancia de estas unidades en la mejora de la capacidad de respuesta a emergencias médicas en la ciudad. La Secretaria también subrayó el aprendizaje durante la pandemia de COVID-19 y el fortalecimiento de la cooperación entre los servicios de salud públicos y privados.

Adrián Benítez Ruiz, por su parte, remarcó el papel crucial de la Beneficencia Pública en el apoyo a la salud de los capitalinos. Explicó que estas ambulancias, valoradas en más de 41 millones de pesos, son parte de una inversión social significativa y un testimonio del compromiso del Gobierno Federal y de la Ciudad de México con la salud pública.

La llegada de estas nuevas ambulancias representa un avance importante en la atención prehospitalaria en la Ciudad de México. Estas unidades se suman al esfuerzo continuo de garantizar un sistema de salud accesible, eficiente y de calidad para todos los habitantes de la capital, reflejando así el compromiso del gobierno con la atención a la salud como un derecho fundamental de los ciudadanos.