Inauguración del Centro de Innovación e Integración de Tecnologías Avanzadas del IPN marca un nuevo capítulo para el estado.

Puebla, Puebla, 16 de enero de 2024. – Puebla se está posicionando como un polo crucial de desarrollo tecnológico con una visión humanista, destacó el senador Alejandro Armenta en el marco del inicio de los trabajos de construcción del Centro de Innovación e Integración de Tecnologías Avanzadas Unidad Puebla del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Este centro promete no solo reforzar la oferta educativa en la región sino también apoyar de manera significativa a los empresarios y productores locales.

Armenta destacó que la llegada del IPN a Puebla consolida al estado como uno de los sitios educativos más importantes de México, brindando apoyo esencial a diversas industrias, incluyendo la agricultura con estudios de suelo y análisis de agua. Según el senador, este desarrollo representa una puerta abierta al crecimiento económico y tecnológico de la región.

El senador subrayó que Puebla se está configurando como «el valle de la tecnología del futuro», un desarrollo que traerá beneficios significativos no solo para la juventud y el sector productivo local sino para todo el país. Armenta hizo hincapié en que las 10 principales potencias mundiales, incluyendo n

aciones como India, China, Japón, Alemania, Estados Unidos y Canadá, han invertido en la generación de energía y en el desarrollo tecnológico durante las últimas tres décadas, un modelo que Puebla está siguiendo con entusiasmo.

La apertura del Centro del IPN en Puebla es más que una institución educativa; representa un cambio fundamental en el enfoque hacia el desarrollo tecnológico en la región. Este centro se convertirá en un catalizador para la innovación y la aplicación práctica de la tecnología en diversos sectores, incluyendo la agricultura, donde los productores podrán evolucionar y agregar valor a sus productos. Este enfoque no solo busca el avance tecnológico, sino también el desarrollo humano y el mejoramiento de la calidad de vida de la población local.

Armenta enfatizó que la colaboración entre el sector educativo y la industria es clave para el progreso económico y tecnológico de Puebla. Con este nuevo centro, los productores de tuna, hortalizas y otros sectores agropecuarios tendrán la oportunidad de colaborar con expertos del IPN para mejorar sus procesos y productos, siguiendo el ejemplo de las naciones más avanzadas y prósperas del mundo.

Esta iniciativa es un paso significativo para Puebla en su camino hacia convertirse en un líder en innovación y desarrollo tecnológico en México. La comunidad educativa, empresarial y el sector público en Puebla y en todo el país esperan con interés los resultados y las oportunidades que surgirán de esta emocionante nueva etapa de desarrollo tecnológico y humano.