¿Cómo detectar el Alzheimer antes de los síntomas? Una prueba de sangre podría ser la respuesta.

CDMX a 30 de enero, 2024.- El Alzheimer, una enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo, ha sido durante mucho tiempo un enigma médico. Hasta marzo de 2023, se estima que más de 55 millones de personas padecen demencia en todo el mundo, y más del 60% de estos casos se relacionan con la enfermedad de Alzheimer (EA), según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En un contexto en el que la EA se posiciona como la séptima causa más común de muerte en adultos mayores, la búsqueda de métodos para identificar la enfermedad en sus etapas iniciales se vuelve crucial.

 

Un reciente estudio publicado en la revista JAMA Neurology podría abrir una puerta importante en este sentido. La investigación, liderada por científicos de la Universidad de Gotemburgo en Suecia y el Colegio Universitario de Londres, ha identificado biomarcadores en la sangre relacionados con la enfermedad de Alzheimer. Este descubrimiento podría conducir al desarrollo de una prueba sanguínea capaz de detectar el Alzheimer en sus primeras etapas, brindando así una oportunidad de tratamiento más temprano y efectivo.

 

La prueba p-tau217 ha demostrado ser un avance prometedor en la identificación de patologías anormales asociadas con la EA. Esta prueba es capaz de detectar la acumulación de proteínas beta amiloide (Aβ) y tau (τ), dos proteínas que desempeñan un papel clave en la formación de placas y ovillos característicos en el cerebro de las personas con Alzheimer. Lo que hace que esta prueba sea especialmente relevante es su precisión y capacidad para superar a otros biomarcadores en sangre, como p-tau181 o p-tau231, así como a otros indicadores de neurodegeneración.

 

Un hallazgo significativo es la capacidad de la prueba p-tau217 para detectar marcadores de la proteína tau incluso en pacientes con acumulación de beta amiloide, lo que sugiere su utilidad en la identificación temprana de pacientes con EA. El estudio incluyó a participantes con diversos estados cognitivos, desde aquellos sin deterioro cognitivo hasta pacientes con demencia relacionada con Alzheimer y demencia no relacionada con la enfermedad.

 

La prueba p-tau217 logró un impresionante AUC de 0.92, una medida de la capacidad de la prueba para predecir la presencia de la enfermedad. Un AUC de 1.0 sería una prueba ideal, mientras que un AUC de 0.5 sería una prueba con predicción relacionada con la casualidad. Esta puntuación refleja la alta precisión de la prueba y su capacidad para diferenciar entre los grupos de participantes según su estado cognitivo.

 

La promesa de esta prueba sanguínea radica en su potencial para ser utilizada en ensayos clínicos y en la práctica médica. Al proporcionar información crucial sobre la presencia de anomalías cerebrales relacionadas con la EA, la prueba p-tau217 podría convertirse en una herramienta esencial para el diagnóstico temprano y el seguimiento de la enfermedad.

 

En México, la situación del Alzheimer es igualmente preocupante. Según datos del gobierno mexicano, se estima que aproximadamente 1.3 millones de personas padecían Alzheimer hasta 2021. De ellos, entre el 60% y el 70% experimentan demencia, afectando principalmente a adultos mayores de 65 años. Esta enfermedad, que impacta no solo a quienes la padecen sino también a sus familias, es un motivo urgente para la comunidad médica y científica. La búsqueda de métodos efectivos para detectarla temprano es una prioridad en la lucha contra el Alzheimer.

 

El estudio mencionado representa un avance significativo en esta lucha, y aunque todavía queda trabajo por hacer, ofrece una prometedora perspectiva para el diagnóstico temprano y el tratamiento del Alzheimer. El tiempo dirá si esta prueba de sangre se convierte en una herramienta fundamental en la detección temprana de una enfermedad que afecta a tantas personas en todo el mundo.