11  de diciembre de 2023.-En el marco del Día Nacional del Cáncer Hereditario, el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) de la Secretaría de Salud de México se posiciona como pionero en la atención integral de pacientes y familias con predisposición hereditaria al cáncer. La coordinadora de la Clínica del Cáncer Hereditario del INCan, Rosa María Álvarez Gómez, informó que en lo que va de 2023 se han atendido a dos mil 200 pacientes en esta situación.

Durante el webinar «¿El cáncer se hereda?», celebrado con motivo del Día Nacional del Cáncer Hereditario, la especialista destacó que el INCan realiza un seguimiento activo a 150 familias de pacientes identificados con síndrome de predisposición a cáncer hereditario. Este seguimiento incluye estudios moleculares, asesoramiento genético, atención médica especializada e intervención psicooncológica.

Álvarez Gómez subrayó que entre el 5 y el 10 por ciento de todos los casos de cáncer son hereditarios, lo que implica que diversas generaciones de familias tienen una predisposición genética a desarrollar tumores. En México, los tumores más frecuentes asociados con la herencia son los de mama y ovario, principalmente debido a mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2 presentes en la población mexicana.

La especialista del INCan señaló que el 80 por ciento de las consultas por cáncer hereditario se relacionan con tumores de mama, seguidos por los de ovario y colon en tercer lugar. Después del asesoramiento genético, el INCan brinda atención en el área de psicooncología, ya que la presencia de un síndrome de predisposición al cáncer puede generar sentimientos de tristeza, culpa, miedo y ansiedad.

Destacó que, tras el asesoramiento genético, el INCan ofrece un seguimiento médico para detectar la enfermedad a tiempo y fomentar la adherencia a las medidas de prevención. Es importante destacar que todas estas acciones y servicios son gratuitos.

Rosa María Álvarez Gómez resaltó la importancia de visibilizar el cáncer hereditario y promover la investigación sobre sus características epidemiológicas, clínicas y moleculares. Además, enfatizó la necesidad de incluir el cáncer hereditario en las políticas públicas y programas de atención.

Carmen Aláez Versón, jefa del Laboratorio de Diagnóstico Genómico del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), explicó que es posible identificar a personas en riesgo de padecer síndromes de predisposición hereditaria mediante pruebas moleculares y asesoramiento genético. El laboratorio, acreditado por la Entidad Mexicana de Acreditación, cuenta con la capacidad de analizar más de 19 mil genes asociados con síndromes de predisposición hereditaria al cáncer.

Aláez Versón destacó la importancia de respetar la privacidad de los datos genéticos, asegurando que el laboratorio opera con estricto apego a la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados. Subrayó que el Inmegen es líder en medicina genómica y de precisión a nivel nacional e internacional, no solo por sus investigaciones, sino también por la formación de recursos humanos y la difusión del conocimiento científico.

En este contexto, el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos define el síndrome de cáncer hereditario como un riesgo más alto que lo normal de ciertos tipos de cáncer, asociado a mutaciones genéticas transmitidas de padres a hijos, con una distribución específica del cáncer en la familia.